top of page
Caminar diocesano...
Crónicas - Entrevistas - Testimonios - Homilías - Comunicados - Documentos

2023-05-31 ENTREVISTA | A Mons. Jorge García Cuerva

FMDeseado – ADN24Digital. (Puerto Deseado, Sta.Cruz) Por: Juan Manuel Saborido

En esta charla Garcia Cuerva sintetiza su paso por una de las diócesis más australes y su jerarquización con el nombramiento del primer Obispo Auxiliar, por las múltiples tareas que le encomendó el Santo Padre.


Sostiene su preferencia en «construir y fortalecer sociedades más justas y comprometidas» y menos edificios de culto. Responde sin titubeos y de manera certera hacia las críticas infundadas sobre su persona. «Es un orgullo para mi ser Francisquista»

Se considera un «gastador serial de suelas», como lo hacia el Obispo Mártir San Óscar Arnulfo Romero, (Llamado en El Salvador «San Romeo de América») García Cuerva elije siempre estar al lado del otro.

Ha sido designado por el Papa Francisco como Arzobispo de Buenos Aires Primado de la Argentina desde mayo de 2023, y con 55 años, es el más joven de la historia en asumir este compromiso con la Iglesia Católica.

Nació en Río Gallegos, Santa Cruz el 12 de abril de 1968. Es un eclesiástico, teólogo, abogado y canonista católico argentino. Fue obispo de la Diócesis de Río Gallegos entre 2019 y 2023. ------

Juan Mauel Saborido: Este tiempo de mudanza para quienes están consagrados tienen su maleta medianamente hecha para cuando los destinos papales les digan y les ordenan tener que marchar


Jorge Garcia Cuerva: Sí en realidad uno tiene que tener siempre la disposición. Desde que somos sacerdotes ir a un nuevo destino y entender que esta es la dinámica de la Iglesia, de poder estar algunos años en una parroquia, otros años en otra. En el caso de los Obispos, con una mayor estabilidad. Uno puede estar en una Diócesis y puede ser convocado por el Santo Padre a otra diócesis como me ha pasado a mí en estos días



JMS: Desde su Río Gallegos natal con su 55 años, en el ADN argentino debemos preguntar si es hasta hoy el Arzobispo primado de Argentina más joven que se ha designado en la historia


JGC: Yo soy el Arzobispo número 13. El Arzobispado de Buenos Aires tiene sus inicios en el año 1620, una diócesis muy antigua, pero desde que es Arzobispado creo que sí soy el más joven.



JMS: Este gran emprendimiento en tu carrera de sacerdotal, caminando, gastando la suela de los zapatos como siempre nos dijite desde las primeras entrevistas. Vas a seguir haciéndolo con una mirada mucho más amplia.


JGC: Lo expresé días atrás en una carta que le enviaba toda la comunidad de la Diócesis de Río Gallegos, que yo realmente siento que aprendí aquí en la diócesis a ser Obispo Diocesano, más allá que estuve 10 meses en Lomas de Zamora como Obispo Auxiliar. Uno siempre tiene un referente que tiene más responsabilidad que uno y entonces uno descansa en él. En este caso, siendo el último responsable de muchas decisiones que se fueron tomando en la Diócesis lo aprendí acá con la gente, caminando con la gente, en las dos provincias (Santa Cruz y Tierra del Fuego) caminando y recorriendo con la gente, escuchando mucho, cometiendo errores por supuesto, aceptando que uno los tiene. Entonces también, he aprovechado que el error sea una oportunidad para mejorar. Bueno, en estos cuatro años y medio aprendí realmente un montón, aunque no fueron muchos, fueron súper intensos.


JMS: También te toca una decisión histórica. El nombramiento del primer obispo auxiliar para esta Diócesis tan extensa


JGC: Exacto. Ustedes saben que ya el Santo Padre me venía pidiendo algunas responsabilidades grandes como era el Dicasterio de los Obispos, que me exige por lo menos dos veces al año estar en Roma. También me pidió que sea Comisario Pontificio de una congregación religiosa, que es como ser interventor. Todo esto hacía que a veces uno tuviese mayores responsabilidades y lógicamente necesita compartir la responsabilidades con otro entonces gracias también a la generosidad del Santo Padre hemos podido tener un Obispo Auxiliar desde el año pasado, monseñor Fabián González Balsa



JMS: Jorge si bien fueron pocos años, pero por demás intensos porque te tocó atravesar, acompañar y digo acompañar también desde la cocina. Te vemos movilizado, no solamente para la foto en los comedores comunitarios, en plena Pandemia, para poder colaborar con el otro.


JGC: Yo creo que cuando uno dice bueno, ¿cuántos años estuviste en Río Gallegos? estuve cuatro años y medio que, si consideramos la pandemia, vale por cinco!. Sí que tuve casi 10, porque realmente creo que todos experimentamos que el año de la pandemia nos pasó la vida por encima fue un año muy duro muy difícil. También lo fue en lo personal, alejado de mis seres queridos, de mi familia, no pudiendo recorrer y visitar las distintas comunidades de la Diócesis, teniendo que también vivir la restricción como todo el mundo, el miedo a enfermarme, el miedo a que se enfermen seres queridos que no pueda después ir a visitar o a despedir, entonces, en lo personal se me hizo difícil como a todo el mundo y encontré esta posibilidad que fue la Iglesia que vivía la caridad, no? Yo en aquella época decía: “están cerrados nuestros templos, pero la Iglesia está en la calle más viva que nunca” porque cada emprendimiento de la Caridad era una presencia de la Iglesia acompañando a los más pobres y a los que más sufrían.

También decían aquellos días lo duro que era ser cura alejado de la gente, porque realmente sentía que me faltaba algo y entonces cuando se dio la posibilidad de atender los comedores, la entrega de mercadería, el llevar las cajas de alimentos a las familias. Bueno también en lo personal fue algo que me ayudó mucho para poder seguir sosteniendo y soportando ese año tan duro para todos.



JMS: A esto se le suma, tu inspiración de (Tobías 4,7) “no apartes tu rostro del pobre”. Es como un cuño para vos.


JGC: Sí, así es, por eso traté en estos años siempre de tener la opción por los pobres. Lo que dejo andando con mucho orgullo es una Cáritas Diocesana organizada, donde hay distintas áreas que trabajan con la promoción, que trabajan con la educación, que trabajan con la asistencia directa, que trabajan incluso con planes de vivienda.

Es una Cáritas que es orgullo de muchos a nivel nacional. Creo que es una de las cosas que más hemos podido lograr una Cáritas que tiene un presupuesto importante para poder generar un montón de emprendimientos y proyectos que de otro modo sería casi imposible. Dejamos de ser la Caritas que solamente entrega mercadería y bolsas en las parroquias, porque eso es solamente asistencia -que por supuesto es necesaria-, pero no es suficiente al mismo tiempo.

Antes de terminar con mi obra en la Diócesis, si Dios quiere, será lo último que vamos a inaugurar: la iglesia San Benito en la ciudad de Río Gallegos. Una iglesia paradigmática, gigantesca, que por supuesto yo jamás lo hubiese querido construir, porque entiendo que los Curas estamos llamados a construir comunidades y no edificios de Capilla. Y construir comunidades no se hace ni con cemento ni con cal, se hace con paciencia con fraternidad, con encuentro, con solidaridad, pero bueno, algunos Curas nos hemos puesto, nos hemos metido a construir y bueno, quedó esa obra gigantesca.

Quedaban dos opciones: la terminamos o se tiraba abajo y bueno, la opción fue terminarla y gracias a Dios los recursos se consiguieron y si Dios quiere el 8 de julio antes de mi partida definitiva las estaríamos inaugurando con Jorge Díaz



JMS: Hace un tiempo atrás, el ex gobernador Arturo Puriccelli nos comentaba en una entrevista que, siendo recibido por Monseñor Miguel Ángel Aleman, -un obispo increíble, también cercano a la comunidad-, Fue uno de los responsables de armar, la Legión de María, Cáritas, Unión Padres de Familia entre otras, es decir. todo lo que significaba darle a la comunidad la responsabilidad de misionar e incluir. Aleman se lamentaba en los finales de su misión, que se hayan apropiado las personas y hayan hecho organizaciones eclesiásticas exclusivas, para gente que se pensaba que habían sido tocados por la varita mágica! Asi se lo transmitía a Arturo Puriccelli y su pesar era que, de querer estar más cerca de la comunidad con estos movimientos, hicieron la inversa, se nutrieron de grupos selectos de personas que se alejaban cada vez más de la sociedad. Entonces, cómo se puede trabajar para que realmente se vuelque y se derrame en las comunidades necesitadas?


JGC: Si. Yo creo que en esto tenemos una cuestión que está ligada al clima. Fíjese, parece que no tiene nada que ver, pero sí. El tema del clima hace que cuando se reúnen algunos cristianos, antes de pensar en misionar lo primero que piensan es “hay que construir la capilla, hay que construir un salón!”. Yo digo, me parece que no muchachos! primero tenemos que construir la comunidad . En todo caso nos podemos reunir en las casas, como se reunían los primeros cristianos tal cual relata los Hechos de los Apóstoles, y entonces me parece que nos hemos preocupado tanto por poner paredes y ladrillos que hemos perdido la dimensión misionera de la Iglesia y después encima cuando terminamos de tener el edificio con los ladrillos y son en general edificios gigantescos, iglesias gigantescas, tan solo pienso el santuario de San Nicolás en Río Gallegos por ejemplo, lo que va a cerrar la San Benito o lo que es el santuario de San Cayetano: iglesias que se llenan pocas veces al año porque en general son demasiado grandes los templos entonces después hay que preocuparse por mantenerlos.

Entonces nos seguimos reuniendo los mismos para vender empanadas y choripanes para juntar plata para sostener el edificio con lo cual nunca ni antes ni después de tener el edificio nos preocupamos de lo que realmente es valioso que es misionar, que es ser la Iglesia en salida que nos propone el Papa Francisco. Por eso en el caso de la Iglesia San Benito yo dije, yo termino este templo, pero si lo hago sustentable en el tiempo entonces, al mismo arquitecto le dije: “vos me terminas la Iglesia y me construís tres locales. Yo uno te lo puedo donar, lo construir gratis, pero los otros dos locales son para la comunidad de San Benito para que con el alquiler puedan sustentar esa obra, sostenerla, porque si no van a estar todo el tiempo vendiendo cosas para poder hacer lo que le corresponde, mendigando, claro, sí, cuando no es el rol de mendigar. Por eso digo que a veces nos hemos preocupado tanto por edificios grandes edificios gigantes y después está el problema de cómo mantenerlos, luego se empiezan a romper y no está bueno.



JMS: Siempre esta presente la frase que “a quien te pega, le debes ofrecer la otra mejilla”. Y me refiero a quien te dispensó una agresión verbal fuertísima. Esto de querer bajarle el precio al anuncio Papal de ponerte al frente del Arzobispado de Buenos Aires y de repente, estas declaraciones mediáticas del ex capellán militar Vázquez. Podrías haberte llamado asilencio y sin embargo, redoblaste la apuesta y contestaste a cada acusación de Rodrigo Vázquez.


JGC: Si. En primer lugar, yo no lo conozco. Es verdad que fuimos compañeros de seminario. Él estaba creo que dos o tres años debajo mío en el estudio, pero hace 32 años que no lo veo, porque a él lo echaron del Seminario de San Isidro. Entonces después nunca más lo vi en mi vida, con lo cual, si me lo cruzo en la calle, no lo conozco.

32 años es mucho tiempo como para poder encasillar a una persona, criticarla, condenarla, juzgarla y sentenciarla y es lo que él hizo con mi vida. Atrevidamente decir que soy guerrillero terrorista con lo cual le falta un poco el respeto a mi familia. Yo tengo a mi padre militar. Tengo a mi tío fallecido en el Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina en las Malvinas, acusarme de kirchnerista, cuando no he tenido ningún conocimiento sobre mis opciones políticas en los últimos 32 años. Decirme gay, o que apoyo el colectivo LGTB. Quizás en mi ministerio sacerdotal fue una de las mejores cosas que me pasó: poder acompañar a personas trans que querían salir de la prostitución y tener un trabajo digno, pues sí. Que “soy amigo de las Abuelas de Plaza de Mayo” no las conozco, pero no creo que falte oportunidad de que nos conozcamos. Yo no guardo ningún rencor con él. Me parece una pobre persona, pero sí, alguna vez me gustaría conocerlo, sentarnos y preguntarle, simplemente por qué hiciste esto, por qué decís esto?- Porque no me haces daño a mí solamente hermano, le haces daño a mi familia, a mis amigos, a la gente que me conoce, a los más pobres que hoy se sienten orgullosos de tener un nuevo arzobispo y a la iglesia, que lo único que generamos con esto es más escándalo.


JMS: Quiero agradecerte profundamente porque no quise titular los dichos del ex Capellán, y sin embargo los fuiste enumerando y constestando uno por uno. Te faltó lo del “amiguismo con Francisco”


JGC: Sabés lo que pasa? que me cuesta entender que pueda hacer una crítica porque puede hacer una acusación ser “francisquista”. Yo estoy orgulloso del Papa que tenemos, es una excelente persona, aparte de un gran Papa es un hombre inteligente, un hombre que todos los días con las dificultades físicas que tiene le sigue poniendo alma, corazón y vida a guiar a la Iglesia en el mundo, entonces ni se me puede, no lo puedo ni entender como una posible crítica conocer y ser cercano al Santo Padre. Agradezco y permítanme decir los medios de comunicación. Incluso a ustedes no sé si se dieron cuenta, pero han sido misioneros conmigo en estos años porque han llevado mi palabra y mi imagen en algunos casos con la televisión a donde yo no podía quizás llegar más de uno o dos veces por año. Por ejemplo en Deseado, en febrero estuve con ustedes con la Virgen de Lourdes y seguramente antes de irme, no voy a tener oportunidad nuevamente de llegar. Por eso les agradezco porque a través de ustedes puedo hoy llegar a las familias de Deseado.



JMS: Bueno, muchas gracias y finalmente tus palabras para la comunidad de Puerto Deseado y quienes están escuchando a través de Internet en estos días tan álgidos tan complicados para la Argentina.


JGC: Les envío una gran bendición. Darles gracias, porque aprendí a ser pastor junto al pueblo con cada uno de ellos. Y como les digo a todos: cuando anden en alguna vez por Buenos Aires, sepan que en Plaza de Mayo, al lado de la Catedral, tiene un amigo. Gracias, muchas gracias, Dios los bendiga.




15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page