top of page
Caminar diocesano...
Crónicas - Entrevistas - Testimonios - Homilías - Comunicados - Documentos

Vigilia Pascual 2024 | ¡Jesús está Vivo!

Jesús vivo es la respuesta que nos da el Padre, y la garantía de nuestra vida...

Homilía de Mons. Ignacio Medina en la Vigilia celebrada en la Parroquia San Juan Bosco de Río Gallegos, 30 de marzo de 2024.


Queridos hermanos y hermanas:

            La celebración de esta noche es la tercera de las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa. El tercer acto de un peculiar drama en el cual: el Jueves Santo Jesús hacía síntesis de su doctrina y su proyecto, nos decía: la vida es servicio, la vida es para darla, en el amor se va a notar que son mis discípulos; el Viernes Santo asistíamos al aparente fracaso de ese proyecto: el que da la vida la pierde, la pierde de mala manera, rechazado por la autoridad, rechazado por los líderes religiosos, rechazados por el sentir popular (al menos de una gran parte) ... más interesante que el proyecto de Jesús, es querido el proyecto de Barrabás.


            En el tercer momento, esta noche, Dios pone las cosas en su sitio: Dios le da la razón a Jesús, Dios nos revela que está de parte del amor, del servicio y de que la vida es vida cuando se da a los otros.


            Queda patente a nuestros ojos que hay otros proyectos desde los que plantearse la existencia:

  • el representado por Pilatos, desde la fuerza, el abuso de poder, la desconsideración con el débil...

  • el que está representado por los fariseos, religiosos de un Dios intransigente, enemigo del hombre, soberbios que en materia religiosa le compiten la primera plana al mismo Dios...

  • el proyecto tipificado en Herodes, el de vida libertina, el gobernante corrompido y burlón...

  • la actitud misma del pueblo, que reacciona como masa, sin planteamiento de responsabilidad alguna, consumidor de espectáculo sin criterio ético...

           

Los personajes de la Pasión representan comportamientos humanos de los que se dan en la realidad... y originan un mundo de injusticia que destroza al hombre y destroza al mundo. Por eso son los comportamientos que mataron a Jesús.


            En la Vigilia de Pascua, la iglesia refuerza nuestra fe. Nos transmite la experiencia y el convencimiento de los Apóstoles de que ni la muerte, ni la injusticia ni el odio llevan la razón, no han triunfado sobre Jesús. Porque Jesús ha resucitado. ¡Jesús vive!


            Jesús vivo es la respuesta que nos da el Padre, y la garantía de nuestra vida...


            Dios ha dado la razón a Jesús de Nazaret, ha garantizado su doctrina, su camino y su obra, su concepto de Dios y del hombre, su estilo de vida, sus bienaventuranzas, su sermón de la montaña y su sermón de la cena y su mandamiento del amor.


            Si vivimos como El, viviremos como El.

            Si morimos como El, resucitaremos con El.


            Ya tienen sentido todas nuestras grandes pequeñeces..., nuestras pequeñas fatigas, nuestra hora mala del despertador, la monotonía de nuestro trabajo, nuestra lucha por la vida, nuestros sudores por mejorar el mundo, las cosas sencillas y corrientes de todos los días y de todas las horas... no morirán, no desaparecerán, no se olvidarán; todas serán recogidas cuando lleguemos a la puerta de Dios, a la puerta de la muerte que es la entrada en la vida sin muerte, y todo lo pondremos en las manos del Padre.


            Nuestra historia entera será transfigurada, rejuvenecida y embellecida.


            Que estos días de fiesta pascual que comienzan en esta vigilia cristiana sean para todos nosotros, hermanos, una luz de esperanza que reanime y alegre sus corazones en la dureza de estos tiempos que nos toca vivir como Pueblo de Dios peregrino.

 

            ¡FELICES FIESTAS PASCUALES!


Mons. Ignacio Medina

Obispo diocesano


 



437 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page